Saliralaire

  • Diario Digital | jueves, 13 de agosto de 2020
  • Actualizado 20:11

COMUNICADOS DE LA ENTIDADES | IMPULSO CIUDADANO

La reunión de Sánchez con Torra, una anomalía democrática.

Impulso Ciudadano considera que la reunión mantenida por el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, con el Sr. Torra supone una anomalía democrática que no favorece la solución del grave conflicto de convivencia que se vive en Cataluña.

Honores al presidente del Gobierno a la entrada en el Palacio de la Generalitat.
Honores al presidente del Gobierno a la entrada en el Palacio de la Generalitat.
La reunión de Sánchez con Torra, una anomalía democrática.

Comunicado de Impulso Ciudadano


La reunión de Sánchez con Torra, una anomalía democrática.

  • Favorece la pretensión de reconocimiento internacional de Cataluña.
  • Los catalanes no nacionalistas no han estado representados en esa reunión.
  • Existe un conflicto entre catalanes, no entre Cataluña y España.

La reunión mantenida por el presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, con el Sr. Torra supone una anomalía democrática que no favorece la solución del grave conflicto de convivencia que se vive en Cataluña.

  • 1.- La reunión es fruto de un acuerdo entre el PSC/PSOE y ERC, que en su momento ya denunció Impulso Ciudadano por superar ampliamente el marco estatutario y constitucional y suponer la atribución explícita al gobierno de la Generalitat de funciones que van más allá de las que tiene constitucionalmente reconocidas.
     
    • Lo anterior ha sido confirmado por la rectificación del Gobierno ante las exigencias de ERC, en el sentido de que la reunión no se limitaría a tratar los problemas propios de las relaciones entre la administración central y autonómica, sino que abordaría la resolución del conflicto político que los nacionalistas pretenden que existe entre Cataluña y España.
       
    • Esta rectificación confirma que el gobierno de España asume un papel de la Generalitat que va más allá de sus competencias constitucionales y estatutarias y supone un precedente que favorece la pretensión de reconocimiento internacional de Cataluña como una entidad diferente de España. Esta rectificación ha adquirido el máximo nivel al incluirse en el primer punto del documento remitido por la Presidencia del Gobierno para preparar la Agenda de la mesa de diálogo entre el gobierno de España y el de la Generalitat de Catalunya.
       
  • 2.- La reunión de Sánchez con Torra supone la asunción de la perspectiva nacionalista sobre el conflicto existente, que pretende que no hay un problema de convivencia en Cataluña, sino entre Cataluña y España. Los catalanes no nacionalistas, que sufren permanentes vulneraciones de derechos y limitaciones de libertades por parte de las administraciones nacionalistas, no están representados en una reunión que les obvia de manera explícita.
     
    • Las reivindicaciones de los catalanes no nacionalistas no están recogidas en el documento enviado por la Presidencia del Gobierno de España para preparar la agenda del diálogo político con la Generalitat. Es más, en uno de los puntos del documento (número 25) se adelanta que el gobierno de España asumirá la posición nacionalista sobre el modelo de escuela catalana, que ha sido ya reiteradamente considerado como ilegal por los tribunales de justicia.
       
    • Se confirma, por tanto, que la posición del gobierno de España es la de silenciar a una parte de la sociedad catalana, una parte que no se siente representada en absoluto por quienes han ocupado las instituciones autonómicas para convertirlas en herramientas de la secesión y que, a la vista del documento presentado por el Gobierno de España, tampoco estará representada por éste en las negociaciones sobre el futuro de Cataluña.
       
  • 3.- El señor Torra ha sido condenado por desobediencia, perdido por ello su condición de diputado y, además, está pendiente de nuevos procesos por desobediencia. En este contexto, y más allá de las legítimas dudas que existen sobre si ya no concurre en él la condición de presidente de la Generalitat al haber perdido su acta de diputado, resulta lamentable que aún se mantenga formalmente al frente de una institución constitucional como es la Generalitat. La falta de respuesta política al escándalo de una autoridad pública que desobedece arrogantemente a los tribunales y a la administración electoral no puede recibir el premio de una entrevista excepcional con el presidente del Gobierno de todos los españoles.

Con esta entrevista el señor Sánchez pone al servicio de los separatistas una de las más altas instituciones del Estado y contribuye así al deterioro de nuestra democracia.

Es por ello que desde IMPULSO CIUDADANO pedimos:

  • Que se asuma que el conflicto en Cataluña es un conflicto entre catalanes y no un conflicto entre Cataluña y España.

  • Que se exija el cumplimiento de la ley y el acatamiento a las decisiones de los tribunales como paso previo a cualquier diálogo para la resolución del conflicto.
     
  • Que se abran foros de diálogo en Cataluña con presencia de nacionalistas y no nacionalistas, a fin de abordar la crisis de convivencia que padecemos.
     
  • Que una vez restablecida la normalidad democrática mediante el cumplimiento de la ley y de las decisiones judiciales por parte de las autoridades de la Generalitat y las autoridades locales en Cataluña, se abran vías de diálogo institucional dentro de la Constitución y de la ley.

Impulso Ciudadano
Barcelona, 6 de febrero de 2020