Saliralaire

  • Diario Digital | martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 19:23

El derecho a saber la verdad

Enric Millo, exdelegado del Gobierno de España en Cataluña. Millo asegura que se reunió en secreto con Puigdemont en varias ocasiones y que el PP siempre ha estado abierto al diálogo. En este sentido, ha lamentado que la actitud de Puigdemont fuera la de no renunciar a la independencia bajo ninguna circunstancia.

2018-07-13-sesion301 660x250
El derecho a saber la verdad

La participación del ex delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, este viernes en las jornadas de Societat Civil Catalana no ha pasado nada desapercibida. Durante unos 45 minutos ha sido entrevistado por el periodista, Albert Castillón, quien habitualmente colabora con la entidad, en una sesión titulada ‘El derecho a saber la verdad’.

El ex delegado se ha tomado tan en serio el título de su entrevista que no ha querido esquivar ninguna de las preguntas de Castillón y ha revelado que durante su etapa en el cargo se reunió en privado varias veces con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Además ha admitido que fue “un error” no haberlo comunicado en aquel momento. “El Partido Popular nunca se ha negado a dialogar, lo que no quería era negociar bajo sus condiciones”, ha asegurado.

De hecho, ha añadido que aunque nunca llegaron a gritarse, sí que hubo una cierta tensión entre ambas partes y que el ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, le dejó “muy clarito” a Puigdemont “qué es lo que se puede y lo que no se puede hacer en España” y, por tanto, que “nunca se celebraría un referéndum de autodeterminación en una Comunidad Autónoma”.

En este sentido, ha lamentado que la actitud de Puigdemont fuera la de no renunciar a la independencia bajo ninguna circunstancia. “Me decía que no insistiera en buscar alternativas, porque ya habían decidido irse de España”.

En relación a la convocatoria de elecciones anticipadas, Millo ha explicado que Puigdemont exigía que la condición para convocar elecciones era tener la garantía de que no se iba a aplicar el artículo 155 y que el Gobierno del Partido Popular le contestó que la aplicación de dicho artículo no dependía del Ejecutivo, sino del Senado. Además, ha querido dejar claro que Rajoy ha sido el único presidente que no ha cedido nada ante los nacionalistas.

En el terreno personal, Millo ha señalado que ha tenido que pagar un coste muy alto. “Ellos creen que los demócratas son ellos y que los demás somos unos agresores y no hay democracia sin ley”. A sus hijos les han “insultado” y les han tenido que “cambiar de colegio”, por haber ejercido el cargo de delegado del Gobierno en Cataluña. En este momento, hay gente que por la calle le insulta y le amenaza y otra le agradece el trabajo realizado. “Me siento orgulloso de haber trabajado para que hoy Cataluña siga siendo España”, ha afirmado.